viernes, 18 de diciembre de 2009

VISITA AL HORNO DE RAMONA

Fue el viernes 13 de noviembre cuando nuestra maestra, Mercedes, nos informó de que después del recreo iríamos a la panadería de Ramona para hacer tejas. Todos saltamos de alegría. Estábamos impacientes. Íbamos los niños de 4º, 5º y las maestras Rosalía y Mercedes.
Llegó el recreo y todavía estábamos más impacientes. A las 12:30 nos reunimos todos los alumnos de 4º y 5º en la puerta principal. Esperamos a Ramona en el parque nuevo.
Entramos en la panadería y lo primero que hicimos fue lavarnos las manos. Allí hacía mucho calor, pero nos tuvimos que aguantar.

Ramona, la pastelera, nos dijo que las tejas son un dulce que se hace con los siguientes ingredientes:
- Una docena de huevos.
- Un kilo de azúcar.
- Un kilo y cuarto de harina.


Primero rompimos los huevos en un barreño grande, luego añadimos el azúcar y después fuimos añadiendo poco a poco harina y haciendo una masa mientras íbamos removiendo. Cada vez costaba más mover la masa. Mientras batíamos nos untábamos los dedos un poquito y nos los chupábamos porque estaba rica. Algunos niños eran muy golosos.

Luego Ramona echó la masa en un bol de plástico y de ahí echábamos la masa chorro a chorro en una bandeja de hojalata que estaba untada con grasa hasta que se acabó. Para ello nos turnábamos todos los niños menos Clara y lidia porque son alérgicas. Llenamos tres bandejas y Ramona las metió en el horno. Mientras se cocían nos salimos a la calle a jugar a Torito en alto” y a “los Sanfermines”.

Cuando se terminaron de hornear algunas tejas estaban pegadas, por eso las tuvimos que separar. Nos comimos una cada una menos Clara, Lidia y Rosalía. Cuando volvimos al colegio les dimos a todos los niños y a los maestros una teja a cada uno. Como sobraron nos llevamos también alguna a casa. Salimos del colegio y se lo contamos a nuestros padres.

Nos gustó mucho preparar las tejas en el horno de Ramona con nuestros amigos. Fue una experiencia muy divertida.



Alumnos/as de4º y 5º de Primaria de El Torno.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Una visita inesperada. La llegada de Kiko

La llegada de Kiko ocurrió un miércoles por la tarde. Después de asistir a las actividades de por la tarde fui a buscar a Bea, la llamé al timbre y salió un gatito pequeño. Bea enseguida cogió al gatito.
- Éste es tu gatito, el que te prometí.
A continuación fuimos a casa de mi abuela, para preguntarle si el gatito se podía quedar. Como a mi abuela le gustan mucho los gatos, accedió a que se quedara en su casa. Al gatito le llamamos Kiko. El nombre se le puso mi abuela.
Le hicimos una cama con una caja y paños que nos dieron, pero él prefiere dormir en un montón de paja.
Iria Merino. Alumna de 5º de primaria
CUENTO SOLIDARIO



Juan era un niño que vivía en Rebollar y tenía muchísimos juguetes. Uno de ellos era un tren eléctrico muy bonito, le gustaba mucho y no quería dejarselo a nadie.

Un día su mamá y su papá le contaron que había muchos niños que no tenían ningún juguete y que él, que tenía tantos, debía regalarles alguno. Juan se puso muy enfadado y los escondió en su armario. Pero cuando iba a jugar no los encontraba y lloraba porque no podía utilizarlos.

Habló con sus papás y comprendió que los juguetes no le valían para nada, si no los podía tener en su habitación para jugar cuando quisiera.

Juan se dio cuenta de que tenía muchos con los que no jugaba nunca.

Entoces, pensó que no estaría mal darle alguno a los niños que no tenían ninguno y decidió regalar su juguete favorito, que era el tren eléctrico, cuando se lo contó a sus papás se pusieron muy contentos y como premio le llevaron de excursión al zoo.

Este cuento ha sido inventado por Patricia de Rebollar (3º de Primaria)


jueves, 3 de diciembre de 2009

EL OLIMPO

DE

LOS BICHOS




EL OLIMPO DE LOS BICHOS

En las nubes del Valle del Jerte vivían unos dioses que eran el águila Real Zeus, el largato verdinegro Poseidón, Ares una lagartija colirroja...

Zeus tuvo un hijo con su mujer al que llamó Hércules. Hércules era un bello mirlo acuático, que se divertía visitando las diferentes gargantas del Valle: Bonal, del Obispo, Nogaleas, Puria, de los Infiernos...y volando entre sus bosques.

Cuando Hércules tuvo quince años comenzó a darse cuenta que algo extraño estaba ocurriendo: desaparecían especies, se secaban plantas, los animales iban de un lugar a otro buscando comida....

Hércules explicó a su padre Zeus lo que estaba ocurriendo. Pensaron que algo debían hacer, pero no sabían por donde empezar.

Mientras tanto en algún lugar del Valle del Jerte, un grupo de niños llamados: Álvaro, Andrea, Ángel Luis, Daniel, Eric y Rubén, preocupados por lo que sucedía a su alrededor, investigaban la flora y la fauna de la zona.

Un día, Hércules estaba asomado a la ventana de su habitación, pensativo, intentando buscar una solución, cuando escuchó las voces de unos niños, venían de allí abajo, del Valle. Aguzó el oído y escuchó lo que decían.

Entonces a Hércules se le ocurrió una idea:”me uniré a ellos y entre todos buscaremos una solución al problema”.Sin pensarlo dos veces Hércules bajó en picado y se puso delante de los niños. Al principio se asustaron y extrañaron mucho de escuchar a un pájaro hablar, pero rápidamente Hércules les explicó quien era y que quería ayudarles.


Todos juntos decidieron visitar distintos lugares del valle e investigar qué estaba sucediendo. Hércules preguntaría a los animales de la zona y los niños tomarían muestras de plantas y aguas.

El primer lugar que visitaron fue La Garganta de Los Infiernos.


Allí se encontraron con Tina, la rana patilarga. Hércules la preguntó qué ocurría y ella le dijo:

-Unos seres como ellos(señalando a los niños) ,cada verano vienen, se meten en el agua, tiran latas, botellas.... y el viejo abedul está enfermo.¡Esto es horrible!

Los niños cogieron muestras del abedul y del agua de la garganta para analizarla.

Al día siguiente estuvieron en la Cruz de Tornavacas.

Allí preguntaron a Sana, la culebra común y ésta contestó:-cada año el día tres de

mayo se llena de humanos. Algunos dejan restos de basuras y los animales no podemos vivir.

Continuaron su camino y llegaron a la garganta de Las Nogaleas, allí preguntaron a Antón el tritón les dijo que había poca agua y además estaba sucia.

Atravesaron bosques de robles y castaños, la garganta La Puria y llegaron a las Vaquerizas. Desde allí solo podía verse una espesa niebla. Preguntaron al escorpión Alakrán, él les comentó que hacía mucho tiempo que últimamente no pasaba nadie por allí, la fuente se había secado, todo estaba seco.

Decidieron analizar las pruebas que habían cogido. Las llevaron a su laboratorio secreto. Una vez obtenidos los resultados de las pruebas, volvieron a reunirse con Hércules, el lagarto verdinegro Poseidón, Ares la lagartija colirroja....y todos los bichos. Llegaron a la conclusión que todo era debido a la contaminación producida por los habitantes del Valle.

Bichos y niños limpiaron el Valle y pusieron carteles para concienciar a los humanos de que no contaminaran.

¡ RECICLAR !

¡ NO USAR INSECTICIDAS!

¡ NO CONTAMINAR !

¡ USAR LOS CONTENEDORES !

Al terminar todos juntos se fueron de picnic al bosque de La Hoya, para celebrar que el Valle volvía a ser un lugar limpio y habitado por muchos animales.

Así continuaron viviendo en paz todos los bichos, unos en el Olimpo, otros en el Valle,…y los humanos disfrutando de la naturaleza.


Este trabajo ha sido realizado por los alumnos de 6º de Primaria de El Torno.

Ha obtenido el Primer Premio en el 4º Certamen de Narrativa Infantil "OTOÑADA 2009 VALLE DEL JERTE", convocado por Soprodevaje.